Compartir esta notícia:
Share on linkedin
Linkedin
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

UN SALTO TECNOLÓGICO PARA AFRONTAR EL CAMBIO

El mundo de las máquinas-herramienta siempre ha estado dominado por dos categorías principales de maquinaria. Por un lado, los Centros de Mecanizado, caracterizados por ser máquinas muy flexibles óptimas para gestionar pequeños lotes de producción.

Por otro lado, encontramos máquinas Transfer, diseñadas para aumentar drásticamente la productividad y satisfacer la creciente demanda de suministros de grandes lotes.

Estos modelos, completamente opuestos, has jugado un papel fundamental en el desarrollo productivo de los países industrializados. Particularmente los Centros de Mecanizado se han apoderado literalmente de los departamentos de producción, dando lugar al fenómeno de los «Centros de Mecanizado en batería», un modelo de negocio que desde principios de los 80 ha dominado el mercado y la forma de trabajar de las empresas manufactureras.

Los Centros son la herramienta perfecta para quienes necesitan gestionar lotes de producción pequeños y aumentar la productividad, sin sacrificar la flexibilidad del cambio de producción, tan buscada por la mayoría de las empresas.

Sin embargo, el mundo está cambiado y estamos ante una evolución en la forma de trabajar y las herramientas que cada departamento de producción debe tener para afrontar mejor este cambio. Entonces, la pregunta es: ¿Cómo podemos gestionar esta revolución? Y solo hay una respuesta: Dando el salto tecnológico necesario para afrontar el cambio.

Enfrentarse a un nuevo contexto de producción con las mismas herramientas utilizadas en el pasado no suele ser la mejor opción y de hecho, en muchos casos puede conducir a una disminución de la productividad de la empresa. Por lo tanto, es necesario identificar nuevas herramientas y tecnologías que ayuden a las empresas a afrontar el cambio de la mejor forma posible.

Portasolutions Portacenter 500

Veamos dos problemas principales que están afectando a la mayoría de las empresas:

  1. AUMENTO DE COSTOS:

Es innegable que los costos básicos, como el consumo de energía, están aumentado y esto se debe en parte a las acciones de las instituciones que exigen que las empresas «innoven», desarrollando modelos de negocio cada vez más sostenibles y eficientes.

Ésta es la base de la Economía Política. Aquellos que innovan son recompensados por el mercado, sin embargo, aquellos que continúan siguiendo el «camino antiguo» tendrán que enfrentarse a grandes problemas, que a menudo conducen a situaciones irreversibles.

2. ESCASEZ DE PERSONAL ESPECIALIZADO:

Otro tema delicado es el del personal especializado, que hoy parece imposible de encontrar, tanto es así que las productoras, desde hace un tiempo, luchan por conseguir que se incluyan figuras clave en su equipo.

Pero este problema lleva a otro, que es que la mano de obra calificada, además de escasear, se está volviendo cada vez más cara.

Por tanto, ante estos 2 problemas, fácilmente podemos entender que el modelo de Centros de Mecanizado en batería hace que estos obstáculos, en ocasiones insuperables, sean aún más duros.

Más Centros de Mecanizado significa:

  1. Más espacio ocupado
  2. Más consumo de energía
  3. Más personal especializado trabajando en las máquinas

Entonces, ¿existe una alternativa válida para ayudar a las empresas productoras a afrontar mejor el proceso de innovación de la empresa con nuevas herramientas?

El PORTACENTER es similar a un Centro de Mecanizado en términos de uso y principios de funcionamiento, pero es altamente productivo. Por este motivo se está sustituyendo a los Centros de Mecanizado habituales en batería con una antigüedad media de 10 años, ya que cuanto más antiguo es, más caro se vuelve su funcionamiento.

La tecnología del PORTACENTER permite producir las mismas cantidades con menos máquinas instaladas, y menos  máquinas significa menos costos. Además, es la primera máquina-herramienta basada en la filosofía de 3 husillos y diseñada para afectar drásticamente el cálculo matemático de costo por pieza, algo que le hace más competitivo.

Aquí tienes las 5 ventajas que te permiten dar un verdadero salto tecnológico:

    1. MANO DE OBRA: Menos máquinas significa menos necesidad de mano de obra especializada, que es cada vez más costosa. La dificultad de las empresas para encontrar personal especializado se está convirtiendo en una tendencia cada vez más marcada.
    2. EQUIPO: En el PORTACENTER el equipo está muy simplificado, con una importante reducción de costes. Las empresas a menudo compran una máquina sobre la base del precio de compra, sin considerar el equipo, lo que en muchos casos afecta en gran medida el costo final.
    3. CONSUMO DE ENERGÍA: 1/3 de la potencia instalada respecto a los Centros de Mecanizado habituales. La necesidad de más plantas implica un consumo energético considerable. El PORTACENTER permite desarrollar un modelo de negocio sostenible y escalable.
    4. PRECISIÓN: Un solo proceso con 3 husillos independientes, para un nivel de precisión nunca antes visto. Múltiples procesos devuelven múltiples niveles de CPK. Centralizar este aspecto permite reducir drásticamente el margen de error y mejorar el nivel de CPK.
    5. ESPACIO OCUPADO: 65% menos de espacio que los Centros de Mecanizado en batería. Área menos ocupada significa menos costos. Un salto tecnológico debería incrementar la productividad global de la empresa, sin esfuerzos de extensión que superen la capacidad real de producción. Y todo esto es posible con el PORTACENTER.

¿Crees que es hora de que vuestra empresa también dé el salto tecnológico?

Contactad con MAQcenter. Nuestros expertos a vuestra disposición.

Jordi Aldea
Product Manager