Compartir esta notícia:
Share on linkedin
Linkedin
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Cómo cuidar su husillo

El husillo es el núcleo de cada centro de mecanizado y, aunque es de gran importancia, su mantenimiento suele ser una tarea olvidada. Cada imperfección en su desempeño afecta directamente la calidad del producto final.

Productividad, calidad y seguridad

Cuidar el husillo del centro de mecanizado, por lo tanto, significa cuidar el resultado. Los resultados no solo se ven afectados por las condiciones de trabajo, sino que el mal funcionamiento del eje también puede causar incidentes que van podrían llegar a costar graves accidentes.

Mantenimiento de Husillo centro de mecanizado

Manual de Okuma

Todas las tareas necesarias para llevar a cabo el mantenimiento preventivo del husillo y el centro de mecanizado están documentadas en el Manual de Operación y Mantenimiento que creó Okuma. Seguir las instrucciones del manual garantiza que la vida útil del husillo supere ampliamente los tres años de garantía de Okuma.

  • Mantenerlo sellado: Muchos problemas del husillo se producen debido a la fuga de refrigerante. Si el sellado está dañado, el refrigerante puede tener fugas durante las operaciones de alta presión que contaminan el cono. Por lo tanto, verificar y reemplazar el pasador de refrigerante a través del eje es clave. Además del manual, cada máquina equipada con un pasador de refrigerante a través del eje tiene un programa de mantenimiento adjunto a la máquina.
  • “Como nuevo”: No puede funcionar el pasador de refrigerante del eje si el tirante de extracción está dañado. Para funcionar correctamente, los tirantes de tracción deben tener una superficie de conexión correcta y las mediciones del orificio pasante deben estar de acuerdo con las especificaciones enumeradas en el Manual de Operaciones y Mantenimiento. La cara del tirante de arrastre también debe estar libre de abrasiones, abolladuras y rasguños. Los pernos de tracción defectuosos pueden no solo causar fugas de refrigerante, sino también daños y accidentes graves.
  • Bien atado: Siempre es una buena idea asegurarse de que nada se filtre. Especialmente la parte superior y la parte posterior del eje deben verificarse para asegurarse de que la unidad giratoria funcione correctamente y que no haya fugas en las conexiones.
  • ¡Qué fluya!: El tanque de lubricación del husillo solo debe contener el aceite específico enumerado en la sección 3 del Manual de Operaciones y Mantenimiento. Solo los rodamientos que están lubricados con el aceite adecuado se sellarán de manera confiable.
  • ¡Y qué corra el aire!: Asegúrese de que el filtro de aire de la unidad de enfriamiento del eje esté limpio e inspecciónelo siguiendo las instrucciones de la sección 5 del Manual de Operaciones y Mantenimiento. Mantenga los filtros del panel de aire siguiendo los pasos enumerados en la misma sección. De esa forma, el aceite refrigerante estará lo suficientemente frío como para evitar el sobrecalentamiento y el husillo recibirá aire puro para mezclarlo con el lubricante.
Servicio Técnico